Have a question?
Message sent Close

Cpo 4 elementos de derecho laboral Universidad de Buenos Aires

0
0 reviews
  • Description
  • Full Document
Blur-Preview

Universidad de Buenos Aires

Cpo 4 elementos de derecho laboral Universidad de Buenos Aires

MATERIA: ELEMENTOS DE DERECHO DEL TRABAJO. Docentes Alejandro
Musa, Alejandro Danusi, Beatriz E. Ferdman y Julio M. Mirasson
1er cuatrimestre de 2020
Clase correspondiente al lunes 06/04/2020
Temas: Capacidad, objeto y prueba del contrato de trabajo. Presunciones
(Art. 55 y 55 de la Ley de Contrato de Trabajo). Principios del proceso
judicial laboral.
1) REQUISITOS ESENCIALES Y FORMALES DEL CONTRATO DE
TRABAJO.
1.a) Capacidad para celebrar contrato de trabajo. Facultad para
estar en juicio.
El Art. 32 de la LCT dispone que “Las personas desde los dieciocho
(18) años, pueden celebrar contrato de trabajo.
Las personas desde los dieciséis (16) años y menores de dieciocho
(18) años, pueden celebrar contrato de trabajo, con autorización de sus
padres, responsables o tutores. Se presume tal autorización cuando el
adolescente viva independientemente de ellos.”
La norma se refiere a la aptitud de hecho de las personas a las que
se refiere para celebrar un contrato de trabajo valido.
Establece que una persona para celebrar válidamente un contrato
de trabajo como regla general, debe tener 18 años cumplidos.
Pero cabe aclarar que respecto de la situación del adolescente de
16 años cumplidos, el segundo párrafo del Art. 32 de la LCT fue sustituida
por el Art. 683 del Código Civil y Comercial de la Nación (en adelante
CCyCN) que prevé: “Presunción de autorización para hijo mayor de
dieciséis años. Se presume que el hijo mayor de dieciséis años que ejerce
algún empleo, profesión o industria, está autorizado por sus progenitores
para todos los actos y contratos concernientes al empleo, profesión o
industria. En todo caso debe cumplirse con las disposiciones de este Código
y con la normativa especial referida al trabajo infantil.
Los derechos y obligaciones que nacen de estos actos recaen
únicamente sobre los bienes cuya administración está a cargo del propio
hijo”. De su lectura se infiere que la presunción de autorización en todos
los casos, vivan o no con sus representantes legales.
El Art. 33 de la LCT prevé que “Las personas desde los dieciséis (16)
años están facultadas para estar en juicio laboral en acciones vinculadas al
contrato o relación de trabajo y para hacerse representar por mandatarios
mediante el instrumento otorgado en la forma que prevén las leyes
locales, debiéndose cumplir en cualquier circunstancia las garantías
mínimas de procedimiento en los procesos judiciales y administrativos
establecidos por el artículo 27 de la Ley 26.061, que crea el sistema de
protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes”
Esta norma permite a la persona que cumplió 16 años -cuya
autorización para trabajar se presume y puede válidamente trabajar- esté
facultada estar en juicios en asuntos vinculados a ese contrato de trabajo.
1.b) Facultad para administrar y disponer de bienes.
Emancipación
Si bien el Art. 34 de la LCT prevé que “Los menores desde los
dieciocho (18) años de edad tienen la libre administración y disposición del
producido del trabajo que ejecuten, regidos por esta ley, y de los bienes de
cualquier tipo que adquirieran con ello, estando a tal fin habilitados para
el otorgamiento de todos los actos que se requieran para la adquisición,
modificación o transmisión de derechos sobre los mismo.” fue
parcialmente modificado por el Art. 686 inc. a) del CCyCN que dispone
“Excepciones a la administración. Se exceptúan los siguientes bienes de la
administración:
a) los adquiridos por el hijo mediante trabajo, empleo, profesión o
industria, que son administrados por éste, aunque conviva con sus
progenitores”.
Como vimos, de acuerdo a los Art. 32 de la LCT y 683 del
CCyCN desde los 16 años se puede celebrar contrato de trabajo. El
Art. 686 inc. a) del CCyCN es una excepción a la regla del Art. 685 del
mismo ordenamiento, según la cual los progenitores ejercen la
administración de los bienes de menores y adolescentes
El Art. 35 de la LCT establece que “Los menores emancipados
por matrimonio gozarán de plena capacidad laboral” es decir que la
emancipación obtenida por el menor de 18 años conforme a la regla
que establece el Art. 404 del CCyCN lo torna plenamente capaz para
celebrar contrato de trabajo.
1.c) Actos de las personas jurídicas.
El Art. 36 de la LCT contiene una regla importante de
carácter protectorio aplicable cuando el empleador no es una
persona humana, física, sino que está organizado como persona
jurídica.
Prescribe que “A los fines de la celebración del contrato de
trabajo, se reputarán actos de las personas jurídicas los de sus
representantes legales o de quienes, sin serlo, aparezcan como
facultados para ello”.
Como es sabido la persona jurídica es un recurso técnico
que utiliza el derecho para la imputación a esos entes –v.gr:
sociedades comerciales, asociaciones civiles, fundaciones, etc.- la
realización de actos a través de sus representantes legales o
apoderados.
En la generalidad de los casos –volvemos a la realidad de los
hechos a la que presta su foco de atención el Derecho del Trabajo- el
trabajador no está en condiciones de conocer si quien interactúa
con él se encuentra o no legitimado jurídicamente para hacerlo (no
puede saber con certeza, por ejemplo si la persona que le hace
entrega de la constancia del alta de la relación laboral, comunicada
a la AFIP es el representante legal, un apoderado o, se trata,
simplemente de un empleado jerárquico o no, sin esas facultades),
ésta regla adopta la llamada “doctrina de la apariencia”, mediante la
cual, la persona que razonablemente “aparece” como facultado para
representar al empleador realiza un determinado un acto.
Si bien el texto de la norma solo alude a la celebración del
contrato, entendemos que se aplica a supuestos de ejecución y aun,
de extinción del contrato (vgr: firma del recibo de sueldo o de una
carta documento que comunica el despido por parte del Jefe de
Personal de la empresa). Lógicamente, debe tratarse de un acto
ejecutado por quien razonablemente aparece investido a tal efecto.
2) OBJETO, CONSENTIMIENTO, FORMA Y PRUEBA DEL CONTRATO.
2. a) Objeto del contrato de trabajo
Conforme al Art. 37 de la LCT , como principio general- el
objeto del contrato de trabajo es la prestación de una actividad
personal e infungible. Esto tiene que ver con el carácter “intuitu
personae” de la obligación comprometida que, precisamente, por
esa razón, no puede ser cambiada por otra de la misma especie.
Además el objeto de esa obligación puede ser indeterminado
o determinado. El primer supuesto es casi teórico, en la medida en
que siempre, en mayor o menor medida el contenido de la
prestación es determinado antes del inicio de la prestación
servicios. La determinación más precisa, vendrá dada por lo que
prevé un estatuto profesional o convenio colectivo de trabajo que
prescriba las tareas correspondientes a la categoría profesional del
trabajador o bien las especificadas en el contrato individual.
2. b) Régimen de la nulidad del contado de trabajo
El Art. 38 de la LCT dispone que no pueden ser objeto del
contrato de trabajo la prestación de servicios ilícitos o prohibidos.
Esta clasificación es muy importante por las consecuencias
jurídicas, según que el objeto del contrato encuadre en una u otra
calificación.

Preview

Cpo 4 elementos de derecho laboral Universidad de Buenos Aires

 

NOTE: Please check the details before purchasing the document.

error: